Curso de Mindfulness para familias

INFORMACIÓN DEL CURSO DE MINDFULNESS EN FAMILIA

Sesiones en familia:

Metro: Cuatro Caminos o Nuevos Ministerios

Acceso en coche: La calle de los Artistas es accesible desde la glorieta de Cuatro Caminos o desde la Calle Hernani.

Parking: C/ Hernani, 23 – Precio concertado.

PARA NIÑOS

Curso de mindfulness para familias

Domando nuestros elefantes en familia. Aprende mindfulness junto a tus hijos.

Un curso de 8 semanas para que hagas junto a tus hijos y aprendas a vivir con más serenidad, a disfrutar de los pequeños momentos de la vida que a veces pasan desapercibidos y para poder responder a los desafíos en lugar de reaccionar.

El objetivo de este curso es ofrecer a las familias un acercamiento al mindfulness a través del aprendizaje de técnicas muy sencillas que practicadas con regularidad ayudan a desarrollar la habilidad de atención o conciencia plena.

Los beneficios de esta práctica en la familia pueden verse en una mayor empatía, mayor capacidad de atención y concentración y aprendizaje en el manejo de las emociones y del estrés, entre otras cosas.

Y lo que es más importante: proporciona un espacio y un tiempo en familia, para poder simplemente estar juntos, jugar, experimentar, relajaros… en medio de la vorágine del “hacer” del día a día. 

En estos cursos, niños y adultos aprenden paralelamente.

Por ello hay sesiones dirigidas a toda la familia que utilizan un lenguaje conceptualmente sencillo, y sesiones, igualmente importantes, dirigidas sólo a los adultos para poder profundizar en la práctica, la comprensión y el alcance del mindfulness.

Esta comprensión alcanzada por los adultos, apoya enormemente la práctica en familia.

A quién va dirigido

Este curso está creado con cariño para familias con niños/as de 5 a 12 años con ganas de aprender jugando.

Habrá 2 grupos diferenciados para que las propuestas estén más adaptadas a los gustos y necesidades de las diferentes edades:

A – Pequeños: 5 a 8/9 años

B – Mayores: 9/10-12 años.

SI ESTÁS INTERESADO/A EN ESTE CURSO, INSCRÍBETE Y ME PONDRÉ EN CONTACTO CONTIGO

Inscríbete a la presentación gratuita y sin compromiso

VIERNES 14 DE ENERO DE 19 A 20H.

Ven a esta primera sesión de padres y madres (sin niños) para que te cuente en qué consiste el curso y podamos explorar juntas/os qué puede aportar el mindfulness a tu vida familiar y personal.

Qué vas a conseguir

  • Aumentar la sensación de calma
  • Disminuir el estrés y la ansiedad
  • Explorar la amabilidad en el proceso de aprendizaje.

METODOLOGÍA del curso mindfulness para familias

uno

1 sesión informativa dirigidas a los adultos para informar sobre el funcionamiento del curso

dos

8 sesiones de 1h dirigidas a toda la familia.

tres

4 sesiones de 2h dirigidas únicamente a los padres.

Las sesiones dirigidas a las familias

A través de juegos y experimentos, se presentan técnicas cortas y conceptualmente simples, expuestas en un lenguaje que los niños pueden entender y que una vez interiorizadas, repetirán en momentos cortos durante el día, de manera que se vuelvan continuas y automáticas.


Nos apoyamos en los siguientes materiales:

  • “La Aventura Espacial” para apoyar a las familias a seguir practicando durante la semana.
  • “El reto de la semana” para apoyar a la práctica no formal tanto a padres como a hijos.
  • Un email semanal con un resumen de lo aprendido en la sesión, un recordatorio de la práctica para la semana y material adicional en forma de videos o imágenes para ver en familia.

Las sesiones dirigidas a padres y madres

Se realizan combinando prácticas guiadas, exposición de información teórica y diálogo a través de las preguntas y experiencias de los participantes.

Contenidos de mindfulness en familia

Sesiones en familia:

Sesiones de padres y madres:

Qué dicen mis alumnos

Reservar unas horas especiales a la semana para jugar en familia ha sido de lo más enriquecedor para mis tres hijos, para mi marido y para mí. No se puede explicar, hay que experimentarlo. Cada sesión de mindfulness nos ha regalado recursos a nivel personal y a nivel familia que se han convertido en parte de nosotros, incluso para los más pequeños, que empezaron ¡con 4 años! Es sorprendente descubrir cómo uno mismo siente y cómo sienten tus seres más queridos. Además, las sesiones dirigidas sólo a los padres, nos ha unido mucho a los papás. Gracias de corazón a Viki y Juani por ayudarnos a conocernos y sacar lo mejor de cada uno de nosotros de una forma única y especial. No solo os habéis quedado con un rinconcito de nuestra casa (nuestro rincón de mindfulness con cojines, cuenco, molinillos, ranitas, dibujos de respiraciones, libros…), también de nuestros corazones.

Nuestra experiencia en el curso de mindfuness en familia ha sido muy, muy enriquecedora.

 Por un lado, a nivel racional he comprendido cómo funciona nuestro cerebro emocional y racional y cómo se relacionan entre sí. También he aprendido a través de la práctica y la meditación, a reconducir dulcemente mi atención. Lo que me ha aportado la capacidad de relajarme, relativizar, encontrar el equilibrio en situaciones diarias emocionalmente difíciles (momentos de estrés, de miedo, de tristeza, de incertidumbre, etc). Otro aspecto importante es que me ha permitido crear un intervalo entre lo que ocurre en el exterior y mi reacciones-respuestas.  Y a estar más presente en cada momento al aplazar  amablemente pensamientos que en un momento dado quieran colarse en mi cabeza cuando no es el momento adecuado.

Y esto que comento, dicho así, en palabras parece que no es nada. Pero lo es todo, pues cuando empiezas a practicar las enseñanzas que Vicky transmite de forma increíble, las reacciones del cerebro se modifican. Sin darte cuenta estás más tranquilo, más relajado y esto te permite entender y sentir mejor lo que ocurre, aflorando casi sin querer ideas creativas que ayudan a resolver los retos diarios de la vida de forma más amable para todos. Esto hace que disminuya el conflicto interior, hay más paz y coherencia por lo que las decisiones que tomas y los actos que llevas a cabo son más acertados en todos los aspectos. Te sientes pleno.

 Además el poder hablar de todo ello, practicarlo y sentirlo en familia permite que todos los miembros que la integran hablen un mismo idioma en cuanto a valores, emociones, qué actos realizamos y cómo los llevamos a cabo. Cómo afrontar situaciones difíciles de forma amable para uno mismo y para los demás. Y esto hace que la convivencia pueda ser bonita en todo tipo de momentos de la vida, tanto los alegres como los tristes o complicados. Los niños sin darse cuenta aprenden y sienten una forma nueva de afrontar los sentimientos en su día a día, aceptando lo que ocurre y encontrando soluciones más constructivas y más amables para ellos y para quienes les rodean. Yo creo que como padres esto es el mayor regalo que podemos hacerles.

 Algo que también me gustaría señalar es que poder descubrir todo esto junto a otras personas, en una comunidad de familias, es fundamental. Se crean unos espacios de confianza donde cada uno aporta de corazón y con sinceridad sus sensaciones y vivencias. Los niños escuchan a otros niños y a otros adultos hablar de lo que les ocurre. Que es normal tener miedo o estar triste  o alegres y qué hacen cuando esto les ocurre. Esto es increíble pues   en la sociedad actual no es frecuente que haya foros donde se habla con honestidad de lo que somos de verdad los seres humanos, de lo que sentimos y qué hacemos con esos sentimientos para poder sentirnos en paz con nosotros mismos y con los demás. Es una gran enseñanza para ellos.

 Me parece que es algo que tendríamos que practicar cada semana en familia, con otras familias y con Vicky. 

Las clases me han servido para tener y conocer herramientas que luego en mi vida sé que me van a ayudar mucho. Por ejemplo, cuando no puedo dormirme respirar con distintas «técnicas» que hemos aprendido y me puedo dormir como si nada, cuando tengo alguna emoción no agradable respiro y me calmo. Me he divertido mucho en las clases, porque hemos estado con otros compañeros compartiendo experiencias, haciendo juegos para entender todo mejor, en resumen, las clases han sido muy dinámicas y eso ayuda mucho. Muchas gracias por todo.
Las clases de mindfulness 🧘‍♀️ que me has dado me han servido para mejorar mi vida, para vivir mejor, para ser mejor en la vida. ¡Me he divertido muchísimo! Me va a servir mucho en mi vida y habiendo aprendido esto voy a ser muchísimo mejor como persona. Viki, te ánimo a que sigas con esto y que hagas muchos más cursos para niños, porque si les sirve tanto como a mi o más (eso espero) (que a mí me ha servido muchisimisimo) .Y gracias al Mindfulness🧘‍♀️ mi vida va a cambiar a muchísimo mejor❤️🧡💛💚💙💜💗

¡Justo lo que necesita mi familia!