meditación para niños - cocotips

Cursos de midfulness para niños

Los niños, las niñas, aprenden jugando, explorando, investigando sus capacidades.

La plena consciencia está más cercana a ellos de lo que muchos adultos se imaginan, por eso a veces simplemente se trata de ofrecerles los juegos y dinámicas adecuados y ellos practican y aprenden solos. 

Además de disfrutar de “ser plenamente” (que ya de por si es un regalo), algunos de los beneficios prácticos del mindfulness son aprender a calmar su cuerpo-mente y conocer y comprender su mundo emocional, aprendiendo como relacionarse con él. Un viaje maravilloso que recorrer despacio, paso a paso y siempre con la amabilidad en el proceso de aprendizaje y la comprensión de la naturaleza del “niño” como banderas. 

CURSO DE MINDFULNESS EN FAMILIA

Domando nuestros elefantes

Atención padres y madres, porque este es un trabajo de equipo… en este campo, es posible que haya cosas que tus hijos te puedan enseñar a ti y otras que tú les puedas enseñar a ellos. Te ofrezco un espacio de reflexión y conexión para activar la complicidad y que juntos, juntas, vayáis aprendiendo a domar vuestros elefantes, de manera que cada vez haya mayor comprensión, respeto y armonía en la vida familiar. 

comunidad práctica mindfulness ilustración - cocotips

EN FAMILIA

Curso de Mindfulness para familias

CURSO DE MINDFULNESS EN EL COLE

Atención y amabilidad en el aula

Los niños y las niñas pasan muchas horas en el colegio viviendo emociones y aprendizajes intensos, además de lo que ya traen de casa. Los docentes interactúan con muchos niños, muchos conflictos, necesidades diferentes cada día, además de con sus propias vidas familiares… En medio de este torbellino de emociones, necesidades, situaciones personales, ¿no es un regalo para todos poder parar? 

mindfulness en el colegio ilustración - cocotips

Cuando los niños comprenden el porqué de estos momentos de parar, sentir, conectar con ellos mismos y con los demás… se convierte en uno de sus momentos favoritos. Y a la vez hay que saber escuchar a los niños que, por motivos personales, no quieren o no pueden parar y sentir lo que hay en su interior. Sostener esto requiere de mucha sensibilidad, de comprender no sólo a los niños, sino lo que esta práctica abre en nosotros.

Por ello es importante tener un conocimiento profundo de la práctica e ir ofreciendo a cada paso la amabilidad y la comprensión, que es el pilar fundamental de la práctica de mindfulness.

EN EL COLE

Curso de Mindfulness en el aula