Deja que los niños te enseñen mindfulness…

Siempre que entro en una clase para enseñar mindfulness a los niños aprendo algo.

Hoy en una clase de Primero de Primaria me emocionó algo que quiero poner en palabras para compartirlo.

Después de varios meses avanzado cada semana en la comprensión y la práctica de la atención plena hoy tocaba empezar a aprender a movernos con atención y cuando les he propuesto que lo íbamos a hacer a cámara lenta, se han puesto contentísimos: ¡A cámara lenta!. Sus caras de sorpresa me han emocionado al darme cuenta que para ellos hacer algo a cámara lenta es algo interesante y maravilloso. Porque para ellos las pequeñas cosas de la vida aún son interesantes y maravillosas. Todavía se emocionan con lo simple. Los adultos, muchas veces estamos ya muy lejos de darnos cuenta de la belleza, interés o asombro que hay en lo simple, en lo pequeño. Ellos aún están ahí. Por eso, no es necesario darles cosas muy complicadas, juguetes complejos, tecnología, hacer planes raros… ellos disfrutan con la vida. Con las sombras, con la simple sensación de correr o con los charcos de agua. Ellos pueden enseñarnos de nuevo a disfrutar de lo simple, de la vida vibrante que hay más allá del filtro de nuestros conceptos, creencias y juicios. De vez en cuando para, pon el móvil en silencio y entra en su mundo, deja que ellos te muestren la vida que para mucho adultos ya pasa desapercibida. Deja que ellos te enseñen mindfulness.

COMPARTIR A TRAVÉS DE:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ÚLTIMOS POSTS DEL BLOG:

Hola

Comprender a los niños y entender la práctica de la meditación, han sido mis dos grandes pasiones. Darme cuenta de cuánto tenían en común fue como un momento ¡eureka! . Muchas cosas tomaron sentido en mi comprensión de la vida. En este blog, comparto mis reflexiones acerca de esta interesante relación entre la infancia y la meditación

COMUNIDAD DE PRÁCTICA

“Hoy sé que lo más importante que transmitimos a los niños es nuestra manera de ser. Los niños son muy sensibles. No viven desde el intelecto, sino que lo hacen desde sus sentimientos. Y lo más importante que podemos ofrecerles es nuestra presencia, nuestra tranquilidad, nuestra amabilidad y nuestra paz. Pero para poder transmitirles todas estas cosas necesitamos practicar” Hermana Chan Dinh Nghiem de la sangha de Thich Naht Hanh.

MIS CURSOS

Formación “Mindfulness e Infancia” 6ª edición

¿Quieres saber cómo son mis cursos de Mindfulness en familia?

MIS CUENTOS

Aprovecha el PRECIO FELIZ al comprar los 3 libros de la colección Coco Tips.

9,90€ en ebook
30€ en papel

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies